Aplicación del Protocolo de Montreal

En junio de 1990 se estableció un mecanismo financiero para la aplicación del Protocolo de Montreal. El Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal funciona como parte de este mecanismo. El Fondo financia los costos incrementales en que incurren los países en desarrollo para eliminar su consumo y producción de sustancias que agotan la capa de ozono.

El Fondo Multilateral para el Protocolo de Montreal es administrado por un Comité Ejecutivo de siete países desarrollados y siete países en desarrollo elegidos por las Partes en forma anual. La asignación del Fondo para 1991-93 ascendió a 240 millones de dólares; 455 millones de dólares para 1994-96; 465 millones de dólares para 1996-99 y 440 millones de dólares para 2000-2. En su reunión de Roma en noviembre de 2002 las Partes fijaron la reposición para el trienio 2003-5 en 474 millones de dólares. El Fondo Multilateral hasta ahora ha desembolsado más de 1.400 millones de dólares para la creación de capacidad y proyectos de eliminación de CFC.

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) fue establecido por la comunidad mundial para ayudar a los países en desarrollo a enfrentar los problemas relativos al agotamiento del ozono, el cambio climático, la biodiversidad y las aguas internacionales. El FMAM financia proyectos y actividades para eliminar las sustancias que agotan la capa de ozono en los países con economías en transición.

El FMAM aprobó más de 160 millones de dólares para ayudar a los siguientes 17 países a eliminar las sustancias de los anexos A y B: Azerbaiyán, Belarús, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Federación de Rusia, Hungría, Kazajstán, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán. El FMAM ha destinado 60 millones de dólares adicionales para ayudar a los países con economías en transición a eliminar los HCFC y el metilbromuro.

Organismos de ejecución El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Mundial ejecutan los programas del Fondo y el FMAM en los países en desarrollo y en los países con economías en transición. Además, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) se incorporó posteriormente como otro organismo de ejecución del Fondo.

El PNUMA es responsable del intercambio de información, el fortalecimiento institucional, el establecimiento de redes y la preparación de los programas nacionales. Ha prestado asistencia a más de 100 países en desarrollo además de países que antes formaban parte de la Unión Soviética. El PNUD, la ONUDI y el Banco Mundial son responsables de la asistencia técnica y los proyectos de inversión para eliminar las sustancias que agotan la capa de ozono en todos los países que reciben asistencia.