Enmiendas del Protocolo de Montreal

Protocolo de Montreal     Enmienda de Londres   
Enmienda de Copenhague     Enmienda de Montreal      Enmienda de Beijing   

  
Enmienda de Londres
La Enmienda de Londres fue adoptada en 1990 en la Segunda Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal, celebrada en Londres. La enmienda introdujo medidas de control para la producción y el consumo de tres nuevos grupos de sustancias: otros CFC halogenados (sustancias del grupo I del anexo B), tetracloruro de carbono (grupo II del anexo B) y metilcloroformo o 1,1,1-tricloroetano (grupo III del anexo B). Las medidas de control también incluyeron restricciones al comercio con Estados que no son Partes.

También se estableció el mecanismo financiero (artículo 10 del Protocolo) para facilitar asistencia financiera y técnica a los países en desarrollo para que puedan cumplir sus obligaciones emanadas del Protocolo. El mecanismo financiero cubre los costos incrementales acordados de los países en desarrollo para permitirles cumplir las medidas de control del Protocolo.

La enmienda introdujo además los HCFC (sustancias del grupo I del anexo C), pero sólo exigió presentar datos de producción y consumo en relación con las sustancias del anexo y no introdujo medidas de control para el grupo de ese anexo.

La Enmienda de Londres entró en vigor el 10 de agosto de 1992.

Enmienda de Copenhague
La Enmienda de Copenhague fue adoptada en 1992 en la Cuarta Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal, celebrada en Copenhague. Esta enmienda introdujo medidas de control para el consumo sólo para los HCFC (sustancias del grupo I del anexo C). Además introdujo medidas de control para la producción y el consumo de dos nuevos grupos de sustancias, los HBFC (sustancias del grupo II del anexo C) y el metilbromuro (grupo I del anexo E).

La Enmienda de Copenhague entró en vigor el 14 de junio de 1994.

Enmienda de Montreal
La Enmienda de Montreal fue adoptada en 1997 en la Novena Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal, celebrada en Montreal. Es la única enmienda que no introdujo nuevas sustancias en el Protocolo, sino el requisito de sistemas de concesión de licencias que permitan controlar y vigilar el comercio de sustancias controladas en virtud del Protocolo.

La Enmienda de Montreal entró en vigor el 10 de noviembre de 1999.

Enmienda de Beijing
La Enmienda de Beijing fue adoptada en 1999 en la 11ª Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal, celebrada en Beijing. Introdujo medidas de control para la producción de HCFC (sustancias del grupo I del anexo C) e impuso restricciones al comercio de estas sustancias con Estados que no sean Partes. Además introdujo medidas de control para la producción y el consumo de un nuevo grupo de sustancias, el bromoclorometano o BCM (sustancia del grupo III del anexo C).

La Enmienda de Beijing entró en vigor el 25 de febrero de 2002.