Medidas de control y calendarios de eliminación en virtud del Protocolo de Montreal

Resumen de medidas de control

El Protocolo de Montreal y sus enmiendas constituyen un mecanismo para la eliminación gradual de las sustancias que agotan la capa de ozono. Las Partes en el Protocolo se han comprometido a alcanzar este objetivo.

Las medidas de control y los calendarios de eliminación gradual abarcan la producción y el consumo de las sustancias controladas. Sin embargo, incluso después de la eliminación gradual se permite tanto a los países desarrollados como en desarrollo producir cantidades limitadas para satisfacer los usos esenciales para los que todavía no se han identificado alternativas.

El Protocolo de Montreal controla en la actualidad noventa y seis (96) productos químicos, entre los que se incluyen:

Los halocarbonos, en especial los clorofluorocarbonos (CFC) y los halones, el tetracloruro de carbono, el metilcloroformo (1,1,1-tricloroetano), los hidrobromofluorocarbonos (HBFC), los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), el metilbromuro (CH3Br), el bromoclorometano (BCM), nueva sustancia agotadora del ozono que algunas empresas procuraron introducir en el mercado en 1998, cuya eliminación inmediata está prevista en la Enmienda de 1999 para impedir su uso.

Los calendarios de eliminación gradual para los países desarrollados son los siguientes:

Eliminación de los halones antes de 1994; eliminación del CFC, tetracloruro de carbono, metilcloroformo y HBFC antes de 1996; reducción del metilbromuro en un 25% antes de 1999, 50% antes de 2001, 70% antes de 2003 y eliminación antes de 2005; reducción de los HCFC en un 35% antes de 2004, 65% antes de 2010, 90% antes de 2015 y 99,5% antes de 2020 (se permitirá un 0,5% para fines de mantenimiento sólo hasta 2030); eliminación de los HBFC antes de 1996 y eliminación del BCM de inmediato.